Cover, standard o plagio?

luigi diamantiAntes del nacimiento del Rock & Roll y sobretodo de la música grabada y distribuida a gran escala, era común que la música fuera compuesta por un artista pero reinterpretada por otros músicos como es el caso del Blues; un ejemplo es la canción Baby please dont go,  que fue compuesta por Big Joe Williams pero interpretada por músicos de blues como Muddy Waters, Lightin Hopkins, Pink Anderson entre muchos más.

En el caso del jazz es todavía más común y a ésta composición compartida le llaman standard; el cual es un tema que ha adquirido notoriedad y ha sido tocado por intérpretes e improvisadores, tomado muchas veces del propio círculo del jazz, del ámbito teatral o incluso de la música clásica,  uno de las más conocidos es la canción summertime de Gershwin, que dentro de sus más memorables interpretaciones esta la que realizó Louis Armstrong junto con Ella Fitzgerald, hay una versión un tanto más rockera cantada por la única Janis Joplin y la exquisita versión de Miles Davis con arreglos de Gil Evans; fue también Miles Davis quien fusionó ambos géneros en su disco Sketches of Spain, reinterpretando el 2° movimiento del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, o como ejemplo tenemos también la interesante interpretación a manera de jazz que realizó André Previn de fragmentos de The Threepenny Opera de Kurt Weill. En el caso del teatro musical fue Vincent Youmans quien nos regaló Tea for two, otro famoso standard, interpretado por Django Reinhardt y también por Duke Ellington, solo por mencionar algunas de sus mejores interpretaciones. El standard más grabado en la historia es Round Midnight del genial Thelonious Monk.     

En esta breve introducción quise señalar en cómo el jazz se acostumbraba compartir la música y  no era muy usual reclamar los derechos de autor; quizá tiene que ver con su origen, ya que es un género musical que cobró vida y derivó de las de las tradiciones musicales tempranas del s.XX como por ej. del blues, el ragtime, los espirituales o góspel y sumado a ello el espíritu improvisatorio de sus músicos quienes basándose en el cifrado y los patrones de acordes de un standard, transforman muchas veces su sección melódica, improvisando sobre ella y creando algo casi nuevo. Esta transformación de un tema es muy evidente en el jazz, pero cabe mencionar que en la música clásica o también llamada música culta,  se da lo que es conocido como cadencias dentro de una partitura, las cuales son sugeridas por el propio compositor. Por ejemplo Mozart de quien se dice fue un gran improvisador, algo que me parece muy probable, en su Concierto para clarinete K.622 señala mediante un calderón el fragmento en el que el solista podrá interpretar libremente (a su manera) la cadencia.

En la música clásica lo más cercano al standard o al cover (mejor dicho el antecedente histórico de estos dos) es la variación, una forma musical en la que un compositor hace la repetición de un tema compuesto por otro compositor con pequeñas modificaciones, guardando siempre los aspectos esenciales que lo identifican con el tema original. Ejemplos de ello hay muchos pero quizá entre los más significativos están: las variaciones Diabelli que realizó Beethoven sobre un vals de Anton Diabelli, las variaciones sobre un tema de Haydn de Brahms o las magníficas variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach.

Ya entrando en el ámbito de la música popular y para abordar el tema principal que es el cover y ¿qué es un cover?.. podríamos verlo de manera sencilla como una nueva interpretación, ya sea  en directo o grabada de una canción previamente publicada, en un álbum o en una partitura.

Al momento de realizar un cover existen diferentes propósitos, los cuales influyen en el resultado; puede ser que se tenga la intención de reproducir de manera casi exacta la canción original, intención que se da también en el ámbito de la música clásica al querer dar vida a una composición tal y como fue pensada por el compositor; esto se da de una manera muy marcada en una corriente generalmente asociada a la música antigua que es la de la interpretación historicista, en la que mediante la búsqueda de instrumentos originales (de la época), se busca recrear la sonoridad y los rasgos estilísticos propios del momento en que el compositor vivió, uno de sus mayores exponentes es Gustav Leonhardt.

En el caso de la música popular otro de los propósitos de utilizar un cover, aunque suene paradójico podría verse como una búsqueda de un sonido propio, y esto lo han hecho casi todas las bandas; desde los covers realizados por The Beatles a uno de sus ídolos musicales como lo fue Chuck Berry con Roll over Beethoven o Johnny B. Goode o por ejemplo, el que para mí es uno de los mejores covers si no es que el mejor que le han hecho a los propios Beatles de su canción With a little help from my Friends por parte del recién fallecido Joe Cocker; reinventándola y dándole un completo giro con aires de soul y unos arreglos impresionantes, la cual por cierto fue tocada en el festival de Woodstock. En ese mismo modo de abordar un cover hay una más reciente y refrescante versión que Señor Coconut hace de canciones de una banda pionera de la música electrónica como lo es Kraftwerk, su música es transformada radicalmente con un mood latino y ritmos cha cha cha en el disco El Baile alemán lanzado por Señor Coconut en el año 2000.

Finalmente tenemos el caso de quienes realizan covers de manera casi mimética y son las bandas Tributo a: The Beatles, Pink Floyd, Queen etc.. muchas veces utilizando incluso la misma vestimenta y el emblema o logo de la banda a la que emulan.

Una vez que he realizado un pequeño recorrido por lo que ha sido el cover o la idea del cover en la música, me gustaría tratar en un próximo artículo las implicaciones legales que cada caso conlleva; por ejemplo en la música clásica, en la que por lo general se acredita la obra del compositor y se menciona quién fue el intérprete de la misma, o del jazz en el que se tiene una concepción un tanto relajada sobre los derechos de autor con relación a otros géneros como el pop, en el que en la época en que se vendían millares de ejemplares, se generaron diversos conflictos relacionados con los derechos de autor o por ejemplo las Bandas tributo que acabo de mencionar que muchas veces violan las licencias necesarias para poder realizar y publicar un cover.

 

 

Fuente: http://www.clariperu.org/Cadencias_concierto_Mozart.html

Trackbacks for this post

  1. En el banquillo de los acusados: The Rolling Stones. | Derecho Informático

Dejar un comentario