¿Se han puesto a pensar en lo que se puede lograr hoy en día a nivel tecnológico?

¿Se imaginan una plataforma dedicada a juegos en línea Sony PSN que fuera vulnerada para obtener datos e información confidencial y personal de sus clientes?

¿Podrían pensar que la sede del Departamento de Defensa de una potencia mundial fuera vulnerada para extraer información en CD o USB flash memory? Wikileaks Y ahora piensen que Lockheed Martin & Northrop Grumman 2 de sus mayores proveedores de industria aeroespacial y de defensa fueran víctimas de ciberataques.

¿Cuánta credibilidad puede perder PBS una cadena televisiva‎ por publicar una historia falsa, asegurando que una persona que murió hace casi 15 años está vivo? ¿Cuántos caso de Phishing contra tarjetahabientes de muchos bancos? Y no me refiero a los bancos en otros países, sino aquí también en México y América Latina.

Imaginen que a Honda una automotriz le robaran los datos personales de 283,000 clientes… ahora imagina que uno de esos 283,000 clientes fueras tú…

¿Qué pasaría un mundo donde RSA una compañía que se dedique a la criptografía y a la seguridad, fuera vulnerada?, o donde grupos hacktivistas Anonymous o LulzSec se la vivan realizando diferentes ataques a servidores de gobiernos, corporaciones, políticos, bancos, etcétera o incluso haciendo hijacking cuentas de correo electrónico Gmail, bases de datos de divisiones del FBI (Federal Bureau of Investigation) InfraGard.

Life’s a Glitch, Then You Die

Por un momento conciban en su mente a Stuxnet un virus-gusano que permita controlar procesos industriales. Y todo esto es ¿realidad o fantasía?  Hace unos meses comentábamos en un panel de discusión del B:Secure Conference que la noticia de Stuxnet marca un hito en la historia de la seguridad informática. Stuxnet es un gusano (worm) que reprograma los sistemas industriale (continua leyendo…)