¡Encomiable sin duda alguna la acción legal realizada en forma conjunta por el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América!

Los involucrados: 13 John Doe’s, 29 nombres de dominio y 5 servidores.

Lo leyó bien, la primer acción legal en los Estados Unidos de América que con base en la reflexión de que las botnets no únicamente afectan la seguridad informática de los equipos y sistemas de información, han decidido bajo el argumento de que una BotNet es una fuente que afecta la seguridad nacional del país, por lo que en consecuencia lograron que se emitiera una orden temporal de restricción contra los ataques que ésta generá.

Interesante el tema ya que la acción en primera instancia no va en contra de una persona, sino que el fin es detener el ataque del Bot per se!… esto es, al detectar que un equipo de cómputo está infectado, éste es bloqueado dentro de las redes de telecomunicaciones para así detener el trabajo de la BotNet, le avisan al usuario del estado infectado del equipo para que realice la erradicación correspondiente de Coreflood.. y así, es como se detiene el crecimiento y diseminación del virus.

Dato curioso: Si el ciudadano desea que su equipo de cómputo sí esté infectado con el Coreflood, tiene derecho a (continua leyendo…)