All posts tagged música

En el banquillo de los acusados: Pharrel Williams-Robin Thicke

Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net

Éste es uno de los casos que ha causado mayor controversia dentro de la industria musical en los últimos años y es que al músico al que han plagiado es de los mejores representantes de una de las compañías de discos más importantes e influyentes, símbolo del despertar social afroamericano de los años 60, la discográfica Tamla Motown, de la que se acuñara el ya legendario sonido Motown. El músico en cuestión es Marvin Gaye quien, junto con Stevie Wonder, es un peso pesado de la compañía discográfica que editó en 1971 “Whats Going on”, uno de los discos más conmovedores y al mismo tiempo poderosos que he escuchado, considerado entre los más importantes de todos los tiempos y nombrado por el diario Británico Guardian/Observer como El álbum más grande del siglo XX.

El tema en disputa es el hit de 1977 “Got to give it up”, que mantiene un gran parecido con “Blurred lines”, compuesta por Pharrel Williams junto con Robert Thicke y lanzada en 2013 con gran éxito, convirtiéndose en uno de los sencillos más vendidos de la historia, atrayendo ganancias por 4.6 millones de copias vendidas.

Desafortunadamente, no es Marvin Gaye quien defiende los derechos de su canción, y aunque su música se defiende sola, eso es algo que no pudo lograr el extraordinario músico al ser asesinado por su propio padre luego de una acalorada discusión. Leer nota completa…

En el banquillo de los acusados: The Rolling Stones.

Image courtesy of lamnee at FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of lamnee at FreeDigitalPhotos.net

En esta ocasión toca estar en el banquillo de los acusados a sus Majestades satánicas: The Rolling Stones, agrupación acusada por el plagio de dos canciones de quien fuera uno de los representantes más importantes del Blues del Delta, Robert Johnson; los temas son Stop Breaking Down y Love in Vain.

En el LP de 1970, The King of the Delta Blues Singers Vol. II, del mítico Robert Johnson y lanzado por Columbia Records, las canciones aparecen registradas bajo dominio público, pero no bajo la Oficina de derechos de autor a favor de Johnson; sin embargo, en virtud de la Ley de Derechos de Autor de 1909, las obras no publicadas estaban protegidas por la ley del Estado. Una vez publicada o registrada una canción, tenía derecho a 28 años de protección de derechos de autor (con la opción de volver a registrarse por otros 28 años). Aunque, como mencioné en mi artículo cover, ¿standard o plagio?, en el Blues era muy común que una canción compuesta por un músico fuera compartida por otros colegas; en este caso, The Rolling Stones tuvo que enfrentarse a los herederos de Robert Johnson quien, paradójicamente y confirmando la costumbre típica del blues, había tomado la estructura musical de Love in Vain, uno de sus temas en disputa, de otra canción: In the Evenin´ When the Sun Goes Down, del pianista y cantante Leroy Carr y a quien Johnson admiraba. Leer nota completa…

Cover, standard o plagio?

luigi diamantiAntes del nacimiento del Rock & Roll y sobretodo de la música grabada y distribuida a gran escala, era común que la música fuera compuesta por un artista pero reinterpretada por otros músicos como es el caso del Blues; un ejemplo es la canción Baby please dont go,  que fue compuesta por Big Joe Williams pero interpretada por músicos de blues como Muddy Waters, Lightin Hopkins, Pink Anderson entre muchos más.

En el caso del jazz es todavía más común y a ésta composición compartida le llaman standard; el cual es un tema que ha adquirido notoriedad y ha sido tocado por intérpretes e improvisadores, tomado muchas veces del propio círculo del jazz, del ámbito teatral o incluso de la música clásica,  uno de las más conocidos es la canción summertime de Gershwin, que dentro de sus más memorables interpretaciones esta la que realizó Louis Armstrong junto con Ella Fitzgerald, hay una versión un tanto más rockera cantada por la única Janis Joplin y la exquisita versión de Miles Davis con arreglos de Gil Evans; fue también Miles Davis quien fusionó ambos géneros en su disco Sketches of Spain, reinterpretando el 2° movimiento del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, o como ejemplo tenemos también la interesante Leer nota completa…

Protección a tus creaciones

Registra tus ideas

El banquillo de los acusados: Led Zeppelin

Image Courtesy of Dan at FreeDigitalPhotos.net

En esta serie de notas expondré diversos casos en los que se ha acusado de plagio de parte; del compositor o autor a bandas o a músicos, que en ciertos casos han tenido que responder por este tipo de acusaciones.

Esta vez a quien toca estar en el banquillo de los acusados es a la legendaria banda de rock y una de las más influyentes de todos los tiempos: Led Zeppelin.

Se les  acusó de plagiar el arpegio de una de sus canciones más representativas  Stairway to heaven, aunque se puede debatir sobre si tomaron ese arpegio y le dieron un giro espectacular, la verdad es que la calidad y talento excepcional que tienen como músicos no está en debate; pero sí el hecho de que ese arpegio tan característico y que prácticamente da el espíritu a la canción, es igual al que toca Randy California guitarrista de la Banda Spirit en su canción Taurus, cuarto track de su álbum homónimo y quien como parte acusadora alega que Led Zeppelin robó esa idea.

En el booklet de la Reedición de 1996 del mismo álbum, Randy California escribió:

La gente siempre me pregunta por qué “Stairway to heaven” suena exactamente como “Taurus”, que fue lanzada dos años antes. Lo que sé es que Led Zeppelin, también tocó “Fresh Garbage” en su set en vivo. Ellos abrieron para nosotros en su primera gira por Estados Unidos. 

Es difícil argumentar la posibilidad de una coincidencia en este caso o adjudicarlo al  subconsciente colectivo, ya que la otra canción a la que se refiere California “Fresh Garbage”, aparece en Leer nota completa…

Pros y contras Mp3 II

Almacenamiento de Música 

Image courtesy of J Fry at FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of J Fry at FreeDigitalPhotos.net

Como lo decía en mi articulo anterior: “Cuando se trata de transportabilidad quizá sea conveniente utilizar formatos comprimidos como MP3 o AAC; aunque incluso en ésta categoría mi preferencia es usar formatos no comprimidos, el punto débil de los formatos sin pérdida es que abarcan casi 10 veces más espacio, por lo que es muy razonable que al almacenar en los dispositivos se quiera llevar la mayor cantidad de música posible…

Este tipo de formatos también son ideales para el streaming y reproducciones en internet.

Quisiera mencionar los errores más habituales al usar este tipo de archivos, que en lo personal considero que tienen que ver con la categoría de la que abordaremos  en seguida.

El almacenamiento es un error muy común es en el momento de hacer un resguardo de nuestra colección de Cd´s en nuestra audioteca; si los resguardamos en un formato comprimido, considero que no estamos realizando un verdadero  resguardo  ya que no estamos creando una copia fiel al Cd original sino una copia comprimida y de menor calidad.

Para realizar un almacenamiento y crear un resguardo en nuestra audioteca, como acabo de mencionar los formatos ideales son los no comprimidos/ sin perdida como podrían ser: AIFF, FLAC o WAV. También recomendaría este tipo de formatos sobre el MP3 para comprar música por Internet; por ej. sitios de música como Boomkat o Bleep, ofrecen la compra de Cd´s en formato WAV o FLAC, de esta manera estamos adquiriendo discos con calidad de CD.

La siguiente categoría en la que pensé es la producción musical y Leer nota completa…

Los pros y contras del MP3

Image courtesy of Nirots at FreeDigitalPhotos.ne

Image courtesy of Nirots at FreeDigitalPhotos.ne

Al momento de decidir qué tipo de formato de audio utilizar, o cuál es el idóneo, la pregunta que me viene a la mente es ¿para qué?…existe una gran cantidad de formatos de audio, por ello se generan la mayoría de dudas y errores recurrentes debido a una “mala” elección en el formato que vamos a utilizar, sería conveniente respondernos el para qué… es donde entran los pequeños pero muchas veces importantes matices que me gustaría tratar.

¿Para qué lo voy a utilizar? podríamos hacer un ejercicio de dividir las posibles categorías para las que podríamos usar o privilegiar un formato en vez de otro. Las categorías más recurrentes en las que pienso son: audición, transportabilidad, producción, y almacenamiento.

Antes de continuar con la elección de un formato, valdría la pena mencionar los diversos formatos existentes y entender sus cualidades. Existen dos clases de formato de audio:

  • Comprimido/con pérdida: MP3, WMA, AAC, OGG, AC3, ATRAC, etc.
  • No comprimido/sin pérdida: WAV, AIFF, FLAC, ALAC, APE, etc.

 Para entender un poco lo que hace la compresión, me gustaría mencionar que la mayor parte de sistemas de compresión de audio se aprovechan de un ¨defecto¨ de nuestro oído para reducir el tamaño del archivo, a este se le denomina  enmascaramiento.

El enmascaramiento es una propiedad del oído humano que le impide distinguir dos frecuencias muy juntas dentro del mismo rango, una enmascara a la otra. Por ejemplo, si en una canción suena al mismo instante un sonido con una frecuencia de 12 Khz y otro de 12.2 Khz, podríamos quitar una de las dos sin que lo notemos al escucharlo” De esta manera, el compresor va “restando” las frecuencias enmascaradas, lo que reduce el número de bytes. Y menos bytes en informática se traduce en archivos de menor tamaño.” (Tomado de http://www.analfatecnicos.net/pregunta.php?id=32)

Transportabildad

Siguiendo con la categoría que ha provocado la controversia: La transportabilidad, el MP3 es sin duda el rey, que ha sido el favorito por lograr grandes niveles de compresión, facilitando el almacenamiento de una gran cantidad de música en nuestro equipo.

Por poner un ejemplo, al importar un CD de música en nuestra computadora, la información que contiene viene codificada como PCM (Pulse Code Modulation) con una frecuencia de muestreo óptima a 44.1Khz y una resolución de tamaño de cada muestra de 8 a 16 bits. Al comprimir en MP3 podemos elegir en algunos casos el bitrate; es decir, la cantidad de kilobytes por segundo (kbps) y esto ya nos da una mayor o menor calidad en la compresión que va de 128 (poca calidad), 192 (calidad regular) y 320 (calidad aceptable). Al elegir uno de estos niveles de compresión estamos eligiendo también la calidad de nuestro archivo.Otro formato que es recurrente cuando se trata de transportabilidad es el AAC, popularizado por Apple por ser el formato standard en los ipod y con una ventaja con respecto al MP3 que es un 30% menos de tamaño, conserva una calidad superior pero con la desventaja de tener una menor compatibilidad con otras plataformas como la tiene el MP3… otro formato que es muy utilizado es el WMA; códec desarrollado por Windows, y que es muy similar al MP3.

Dicho lo anterior cuando se trata de transportabilidad quizá sea conveniente utilizar formatos comprimidos como MP3 o AAC; aunque incluso en ésta categoría mi preferencia es usar formatos no comprimidos, el punto débil de los formatos sin pérdida es que abarcan casi 10 veces más espacio, por lo que es muy razonable que al almacenar en los dispositivos se quiera llevar la mayor cantidad de música posible.

*Esperen mi siguiente Articulo donde hablare sobre la manera en que almacenamos la música

 

Sonido analógico contra digital

Notas musicales

Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net

En mi artículo anterior hablé sobre los medios o plataformas para escuchar música y/o audio, mencione que  hay quienes dicen que el Lp es un formato que se escucha mejor que el cd, pero tiene sus excepciones. Me gustaría hablar de ello antes de adentrarnos en los pros y contras de estos formatos.

Uno de los principales temas fue la transportabilidad, lo práctico que resulta el almacenamiento de archivos de audio en una cantidad cada vez mayor con relación al medio que lo lee o reproduce; el cual ha ido transformándose y reduciendo su tamaño hasta llegar al ipod nano por mencionar alguno. Hablé de cómo en 1945 se consiguió hacer más pequeños los surcos de los discos de vinilo a los que se les denominó microsurcos; a partir de ese momento cabían casi diez surcos por milímetro, la combinación de esta tecnología y de la velocidad de grabación de 33 RPM aumentó el tiempo y por ende la cantidad de audio que se podía almacenar.

En cuanto a la idea de que los Lp´s se escuchan mejor que el Cd, las excepciones que quisiera aclarar tienen que ver con una mala remasterización; esto sucede al momento de transferir el máster u original (que es un molde del cual se maquiló el Lp) a un formato digital, es el resultado de la transferencia de un sonido analógico como es el de el vinyl a un sonido digital el del Cd. Cuando esto sucede efectivamente el vinyl tiene una calidad muy superior en relación al Cd.

Uno de los motivos de la sensación que provocan los discos de vinyl en los coleccionistas es que brindan una seguridad en el sonido que viene de ellos, ya que es exactamente el sonido que fue pensado y concebido por los músicos e ingenieros en el momento que lo grabaron.

Desde mi punto de vista, esto es lo que se pierde en casos como: los discos de Led Zeppellin; I y II o los míticos Closer y Unknown pleasures de Joy Division o algunas ediciones por lo general muy baratas de música clásica que por lo mismo tienen una muy descuidada remasterización y son poco disfrutables. Estos son los casos en los que sí se puede decir que específicamente esos álbumes se escuchan mejor en Lp que en Cd y muchas veces el error más común que se puede apreciar es una compresión excesiva y con ello una pérdida en la calidad del sonido y de las frecuencias más finas que son las que hacen notar la diferencia con relación a su equivalente en Lp.

También he notado que sucede al revés; es decir, con algunas ediciones de álbumes que fueron grabados en la era del Cd y que ahora son relanzados en Lp; un ejemplo de ello y que yo analice es con el impresionante álbum de Radiohead; OK Computer, producido y grabado en plena era digital, un clásico actual que ha sido comparado en algunos medios con uno de los álbumes más iconicos de la historia del rock como lo es Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Recibiendo etiquetas/elogios como: “el Dark Side of the Moon de los 90´s” quizá sin exagerar.

Cuando se realiza esa transferencia al revés me parece que sucede algo similar; es decir éste disco con una gran producción a cargo de uno de los ingenieros más destacados de los últimos tiempos como lo es Nigel Godrich (ingeniero de cabecera de Radiohead) pierde un poco de su naturaleza digital al ser transferido a otro formato como el de el vinyl, por lo menos eso me pareció a mí y que lo que queda como una constante es; que cuando se realiza una remasterización, se esta ante una paradoja de evitar aquella sentencia que dice que en toda transferencia va a haber una ligera (o gran) pérdida y en los casos que no sucede habrá que aplaudir a los ingenieros de audio que también hay que decir en muchos casos lo han logrado.

Quisiera agregar que algo similar sucede cuando se convierte un archivo de AIFF, WAV, PCM o los que conocemos como no comprimidos a Mp3 y lo que ocurre es casi lo mismo, se comprime gran parte del rango de frecuencias y se reduce el tamaño pero también la calidad.

Load More