Print Friendly, PDF & Email

Hoy (además de celebrar el día del orgullo Friki y el día de la toalla) entra en vigor en la Unión Europea una nueva legislación conocida como GDPR por sus siglas.

La General Data Protection Regulation es la regulación que desde hace dos años se empezó a conformar y a partir de hoy se empezará a aplicar, ¿en qué sentido? otorgar un mayor nivel de protección a los datos personales de los habitantes de los países integrantes de la Unión Europea.

Efectivamente, es una regulación europea, pero está teniendo un impacto de manera global, esto es debido a que muchos sitios y servicios de Internet tienen información de habitantes de esa región. Y esto es porque en la GDPR indica que no importa en que lugar se encuentre físicamente la información, mientras sea de algún europeo, estará protegida.

En consecuencia, varias redes sociales y servicios de Internet han evitado elaborar distintos Avisos de privacidad de acuerdo a la legislación local, y optaron por dar cumplimiento a GDPR no solo para dar protección a residentes de la Unión Europea, sino a todo tipo de usuario para que todos tengamos esos mismos derechos.

Esto es algo bueno para todos, ya que nos da de cierta manera los mismos privilegios y derechos. En México, contamos con la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, la cual es una ley muy completa, pero que al no tener un rango de acción tan amplio como la GDPR, no ha sido atendida por muchos de los sitios de Internet que visitamos.

¿Y qué beneficios obtengo como usuario?

Pues la GDPR tiene algunas cosas que nos benefician como usuario, algunas de ellas son:

  • Se debe dar una aceptación explícita de que se acepta el aviso de privacidad. Es responsabilidad de nosotros el leer ese documento y saber qué uso les darán a nuestros datos personales.
  • También, y en relación con el punto anterior, la regulación indica que los avisos de privacidad deben ser claros y entendibles, así que ya no estarán redactados con muchos términos legales que no podamos entender.
  • Otro gran punto que tiene es que podremos solicitar que nuestros datos no sean usados con relación a la publicidad que vemos. Ya es sabido que los servicios en Internet que se mantienen de la publicidad realizan segmentaciones de acuerdo a nuestros hábitos de navegación y los datos que hemos proporcionado, con GDPR ya podremos pedir que no se usen para ese fin. Esto hará que veamos anuncios genéricos (Sí, las empresas deben seguir teniendo ingreso de algún modo).
  • En todos esos sitios que aceptemos el aviso de privacidad nos deben permitir ver nuestros datos de una forma fácil, así podemos saber exactamente qué información personal tienen. Y de igual manera se debe poder solicitar que se cambien o que se eliminen.
  • Será más sencillo el pedir que los datos sean eliminados. Muchos de los sitios darán la oportunidad de borrar tanto nuestros datos personales como los datos de navegación que se hayan ido almacenando.

Legalmente no nos protege la GDPR, obviamente porque no contamos con una ciudadanía europea, pero sí representa un gran avance en el manejo y la privacidad que le dan a nuestros datos.

Aunque finalmente, y como se ha mencionado mucho, depende de cada uno el uso que se le de a nuestros datos. Es responsabilidad de nosotros el leer los avisos de privacidad, ver a qué empresas o personas les damos nuestros datos, y sobre todo definir qué datos son los que queremos dar a conocer.

Comunicólogo entusiasta de la tecnología desde hace muchos años. Early adopter de muchas aplicaciones y dispositivos, aunque tenga que luchar con ellos. Actualmente la voz de IT Lawyers, bueno, soy el encargado de la comunicación de la firma.