Crecimiento de Banca electrónica en México

Fuente: NIC México – 31 Agosto, 2011
Post publicado con la autorización de la fuente

De acuerdo con datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL, www.cft.gob.mx) en México la telefonía celular es el sector más dinámico de la industria, pues hasta julio de 2011 se registraron 77 millones 998 mil 721 usuarios; por lo cual cada vez más empresas están interesadas en convertir al móvil en un medio de pago y hacer de cada uno una terminal bancaria.

La banca móvil todavía es incipiente en el país, pues incluso las visitas y operaciones a los portales bancarios desde toda clase de equipos sólo han aumentado 11%, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI, www.amipci.org.mx).

Se estima que el promedio de cuentas activas por internauta es de 2.3, por lo que se concluye que existen 4.4 millones de clientes con acceso a servicios electrónicos en México. Casi 6 de cada 10 entrevistados por la AMIPCI tienen más de dos años utilizando la Banca por Internet, 61% por ciento de los cuales emplea el servicio de alertas de movimientos de cuenta, ya sea por correo electrónico o por SMS.

La mayor parte de quienes ya están familiarizados con la banca electrónica ingresan para consultar sus saldos, realizar pagos electrónicos o transferencias entre cuentas propias, no obstante aún falta crecer el aprovechamiento de los servicios, como menciona Alfredo Reyes Krafft, Vicepresidente de Servicios Financieros de la AMIPCI: la oferta de servicios bancarios en línea es muy completa, pero encontramos que está siendo usada sólo parcialmente por los usuarios, por lo que es necesario impulsar el consumo de servicios adicionales, de gran utilidad para personas físicas y empresas, sobre todo en el rango de pymes y emprendedores.

Impulsado especialmente por los jóvenes, nuevos clientes bancarios, la tendencia es que aumentarán las transacciones bancarias remotas, especialmente vía celular, de hecho un estudio de la consultoría KPMG (www.kpmg.com/mx) estima que la revolución de banca a través del teléfono celular podría ser una realidad en los próximos 12 o 18 meses.

Una de las razones para creer en la explosión de la banca móvil es el creciente número de teléfonos celulares inteligentes, aunque el servicio no es exclusivo para esta categoría de equipos, los de gama menor pueden acceder mediante la SIM Card, a través de la cual se construye la comunicación con el banco con la ventaja de que no se almacena información de tal manera que en caso de robo o pérdida del equipo, un tercero no tienen acceso a los datos.

Para los usuarios la mayor ventaja de utilizar la banca móvil es ahorrarse la visita a la sucursal bancaria, que en promedio toma unos 40 minutos de su tiempo, 20 para llegar y 20 de espera para ser atendido. Asimismo podrán realizar una consulta de saldo o una transferencia en tiempo real los 7 días de la semana las 24 horas del día, sin tener que buscar antes su token, e incluso pagar a tiempo servicios como el agua o la luz sin necesidad de aprobar una domiciliación, todo por un costo promedio por transacción de entre 1 y 1.50 pesos.

Por su parte los operadores y bancos tienen una oportunidad para atraer a nuevos clientes y fortalecer la lealtad de los actuales con más y mejores servicios, incluso se estima que próximamente algunas instituciones financieras llegarán a poblaciones lejanas ofreciendo este esquema de servicio sin la necesidad de instalar una sucursal.

El mayor reto a vencer en cualquier caso es que los tres jugadores involucrados, la banca, los operadores y proveedores de tecnología, creen una estrategia conjunta que asegure el buen manejo de la información y la calidad en el servicio, sin obligar al usuario a contar con una conexión a Internet como ya sucede en Colombia donde al mes se llevan a cabo 1.4 millones de transacciones bancarias a través de telefonía celular.

Otro tema a destacar es la percepción de seguridad, pues en México el 47% de los internautas que no usan la banca por Internet argumentan que no es lo suficientemente segura.

Al respecto Israel Oseguera, Director de Servicios Móviles de Praxis (www.praxis.com.mx) opina que la banca móvil sólo podrá ser exitosa si ofrece una grata experiencia, durante la cual la seguridad tiene un papel vital, es por ello que ya existen herramientas digitales para prevenir un delito por este medio.

Para tranquilidad de los usuarios la misma regulación exige a las instituciones bancarias contar con sistemas de control, por ejemplo el que la información confidencial sea transportada encriptada y a través de alias.

Actualmente existen distintas opciones de banca móvil, una de ellas es impulsada por Praxis, una plataforma de mensajería empresarial llamada Enlace SMS que para realizar pagos vía celular pide introducir la clave del establecimiento, el monto a pagar y teclear un número confidencial de cinco dígitos que proporcionan los bancos.

Toda la operación se realiza vía mensaje de texto, sin consumir tiempo aire y sin que se almacene en el teléfono móvil información que ponga en riesgo al usuario.

Pero si aún hay dudas sobre la seguridad en esta clase de transacciones la empresa propone cinco puntos a seguir para garantizar el buen uso de esta clase plataformas:

  1. Asegurarse de utilizar un medio que garantice la seguridad de las transacciones financieras desde el inicio hasta el final de la operación.
  2. Nunca guardar información confidencial en el celular. Evitar almacenar en el teléfono contraseñas, cuentas bancarias o números de PIN.
  3. Preguntar al banco por un medio inmediato de desactivación. Es conveniente tener conocimiento del proceso a seguir en caso de extravío o robo del celular, para poder cancelar o desactivar el mismo ya sea mediante una llamada telefónica o utilizando el portal de Internet de la institución bancaria.
  4. No proporcionar información confidencial a nadie. No dar a amigos o extraños el número de cuentas bancarias, contraseñas o PIN.
  5. Establecer límites de pago mensual. Al utilizar los servicios de banca electrónica es recomendable establecer un monto mensual máximo para pagos móviles para así evitar los sobregiros.

En conclusión, este servicio efectivamente posee un alto grado de seguridad; sin embargo, al igual que muchas otras tecnologías, pasará por un periodo de evolución y aceptación por parte de los usuarios, quienes deberán confiar en los estándares de bancos y organismos como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV, www.cnbv.gob.mx) y la Asociación de Bancos de México (ABM,www.abm.org.mx) que han trabajado en esquemas con los más altos controles de seguridad para que las operaciones tengan los menores riesgos posibles.

Image: renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net

Dejar un comentario