Image courtesy of Mister GC at FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of Mister GC at FreeDigitalPhotos.net

Todos nos hemos enfrentado o nos enfrentaremos a la muerte de un ser querido y todo lo que esto conlleva. Pero, ¿nos hemos preguntado qué pasa con toda su información que está en el mundo digital?, ¿qué pasa con sus cuentas en redes sociales, correos electrónicos o, incluso, información en la nube que puede ser importante para la familia o empresa para la que trabajó?

Hoy en día, nuestra vida se mueve en un entorno digital un 60% de nuestro tiempo activo, es decir, de cada 10 cosas que hacemos, 6 quedan registradas en un medio electrónico.

Esto quiere decir que como personas, gran parte de nuestra historia está en nuestras redes sociales como Facebook o Twitter, en donde podemos tener conversaciones e intercambio de contenidos con amigos, familiares o compañeros de trabajo; tenemos otras opciones como Dropbox o Box, en donde podemos tener información valiosa de nuestra persona o documentos de trabajo importantes para la empresa en la que trabajamos; Pinterest o Instagram guardan gran parte de nuestra memoria fotográfica, llevándonos a considerar de gran valor todas las imágenes que podemos llegar a tener ahí; Outlook y Gmail conservan nuestro historial de correos electrónicos, mismos que pueden tener información de bancos, seguros, recuperación de cuentas de otros servicios o cuestiones personales de familia o trabajo.

Toda esta información se pierde en la mayoría de los casos pues los familiares, amigos o personas cercanas no saben qué hacer para poder recuperar todo esto y, en los casos de perfiles públicos, cerrar los perfiles (para evitar fraudes de terceros con cuentas como Paypal) o dejarlos como un recuerdo a la memoria del ser querido (como lo puede hacer Facebook).

A todo esto, existe una opción que podemos tomar en favor de estas personas fallecidas y que tiene diferentes requerimientos según la empresa para poder llevar a cabo el cierre de la cuenta, la obtención de la información en ella existente o, en su caso, el control del perfil requerido. Los requerimientos son variables, sin embargo existen algunos constantes en la mayoría de los servicios como:

  • Presentar el acta de defunción de la persona (en la mayoría de los casos la requieren traducida por algún perito o autoridad)
  • Presentar algún documento legal de representatividad de la persona o lazo sanguíneo con la misma
  • Hacer la solicitud (casi siempre en inglés), de la información que queremos obtener de la cuenta
  • Señalar si se requiere colocar la cuenta como “memoria” de la persona o simplemente cerrarla
  • Atender las dudas de los departamentos legales de las empresas en caso de ser requerido (esto funciona en todos los casos, sin embargo es constante cuando hay varias personas reportando el fallecimiento y presentándose como familiares)

El uso que se le puede dar a esta información dependerá de las personas que la obtengan, sin embargo en muchos casos es importante para algún tipo de juicio que se lleve posterior o para poder obtener información sobre los bienes de la persona fallecida.

Por otro lado, las empresas casi nunca prevén este tema en sus contratos laborales, pero deberían contemplar el que, en caso de muerte de uno de sus empleados, algún familiar pueda ayudarlos a recuperar la información relativa a sus labores en este tipo de medios.

Como sugerencia, este proceso debe ser llevado por alguien con experiencia en este tipo de cuestiones pues al principio es bastante enredoso y a veces la gente deja de dar seguimiento por cuestiones legales que pensamos que en México no podemos atender. El comercial aquí es que nuestra firma, IT Lawyers S.C., lleva bastante tiempo haciendo este tipo de trámites y podemos ayudarlo en los tiempos difíciles que puede llegar a pasar.

Los servicios que nuestra firma ha verificado para llevar a cabo el proceso de solicitar información de un usuario fallecido o requerir el cierre de su cuenta son:

  • Hotmail/Outlook
  • Skype
  • Xbox Live
  • Nintendo Network
  • Instagram
  • Facebook
  • Youtube
  • Google +
  • Dropbox
  • Box
  • Paypal
  • Twitter
  • Yahoo
  • Gmail
  • Blogger
  • iCloud
  • Linkedin

Es importante señalar que estos procesos se realizan con los departamentos legales de cada una de las empresas y por cada servicio (en el caso de que una misma empresa controle servicios diferentes).

¿Por qué debería de hacerlo? Es muy sencillo, si no haces este proceso tú, puede hacerlo alguien más con intenciones fraudulentas (algo muy usual y que se empieza dar bastante en México), que pueda utilizar de una mala manera los datos en estos servicios o, incluso, gastar dinero a través de estas cuentas que pudieran tener ligadas tarjetas de crédito o débito como Paypal, Amazon, Mercadolibre, etc.