Trampas Cazabobos en Linkedin

Una trampa cazabobos, en términos militares, se refiere a dispositivos explosivos camuflados como objetos inocentes que sirven para atraer la atención de otras personas y de este modo eliminarlas cuando manipulen el dispositivo.

Últimamente LinkedIn se ha inundado de esas trampas, bien sea por personas que quieren hacer resaltar sus perfiles, los que quieren levantar bases de datos para enviar publicidad y hasta ofertas engañosas de todo tipo.

Entre mis contactos de habla inglesa hace unos meses estuvo de moda un post que decía algo más o menos así: “Estoy reclutando para tal empresa en los Emiratos Arabes, si estás interesado por favor deja un comentario” Aquel post se llenaba de comentarios, lo compartían infinitamente. Era un Scam, estas personas solo lo usaron para incrementar su red.

Después, unos vivos y vivas, escribieron la misma frase y sin comillas, presionaron espacio y después agregaron que por favor no cayeran en la trampa, que se trataba de un scam.  Claro, la advertencia estaba colocada de tal manera que para verla debías presionar “show more” o mostrar más. Los potenciales candidatos, desesperados por obtener trabajo en Dubai, Qatar y Omán, caían como moscas y nuevamente perfiles que se iban al cielo.

Creí que la trampa había dejado de funcionarles, pero no, está vivita y coleando. La captura de pantalla que ves es del 07 de Septiembre de 2015.  Ahora también tenemos la versión latina de las trampas cazabobos, como estoy viendo a personas de mis contactos caer inocentemente en ellas, quiero compartirles y explicarles por qué son una trampa.

¡Tengo una oferta de trabajo!

Es una publicación donde dicen que tienen ofertas de de trabajo en un país atractivo para el mercado latinoamericano, no indican empresa, no indican cuáles posiciones están disponibles ni tampoco cuál perfil profesional buscan, señalan que debes registrarte en un lugar, pero no colocan enlace de registro ¿Te parece familiar?  Bueno es la versión latina de la trampa cazabobos del medio oriente.

El resultado, muchas visitas al perfil de la persona que publicó la oferta -y eso hace que subas en los rankings de LinkedIn- además de montones de comentarios, gente preguntando ¿dónde me suscribo?, dejan los correos electrónicos y además comparten la publicación.

¡Estoy regalando un manual!

El mensaje clásico es: “Estoy regalando un manual de tal tema, por favor déjame tu correo para enviártelo” y como suele ser de un tema interesante y a caballo regalado no se le mira el colmillo, salen a dejar sus correos electrónicos en la espera del regalo.

¿Por qué es una trampa cazabobos?

Expones tu correo electrónico en Internet.  Esa persona solo está armando una base de datos. Entonces te expones a ser objeto de mercadeo spam, tu email va a terminar inundado de información que puede interesarte o no. Tu no sabes si esa base de datos la venden a un spammer. Como además lo hiciste en LinkedIn esa persona podrá conocer muchos datos interesantes sobre tí: Profesión, Ubicación, Perfil Profesional.  Al no ser una suscripción legítima, como las que se hacen en distintas páginas web y blogs, no podrás darte de baja cuando ya no quieras seguir recibiendo sus publicaciones y nadie te garantiza el tratamiento correcto de tus datos.

No soy un spammer y quiero, desinteresadamente, compartir una información que tengo con mis colegas ¿Qué puedo hacer?

Vamos a pensar que la persona del ejemplo no lo hace de mala fé, ni para armarse de una base de datos facilita.  Si quieres compartir una información desinteresadamente, puedes hacer algo muy sencillo. Utiliza un servicio de almacenamiento en la nube, por ejemplo Dropbox, Drive o OneDrive. Sube tu archivo allí, obtén el enlace para compartir y listo.  Colocas una publicación en tus redes sociales con el archivo y lo compartes libremente. Así es seguro para todos.

Estuve leyendo sobre marketing digital y dicen que regalando eBooks uno se puede armar una base de datos

 

Expones tu teléfono en Internet.  Esa persona solo está armando una base de datos. Entonces te expones a ser objeto de telemercadeo, tu teléfono va a terminar inundado de mensajes de texto o llamadas de cualquier empresa u organización interesada en vender sus productos, servicios o propaganda que te va a llegar directo a tu oído via llamada telefónica o en mensajes de texto.  Hasta ahora desconozco la manera de darse de baja de estas campañas de telemercadeo.

El telemercadeo, la verdad, debe ser la menor de tus preocupaciones.  Desconoces el destino de esa base de datos, a quién se la podrán vender.  Al exponer tu teléfono en un comentario en  en LinkedIn esa persona, quienes comenten y los contactos de quienes comenten esa publicación podrán conocer muchos datos interesantes sobre tí: Profesión, Ubicación, Perfil Profesional, Intereses, Historial Laboral. ¿Te sigue pareciendo buena idea dejar tu teléfono a la vista para un grupo de whatsapp profesional?

Una recomendación para tu seguridad: no coloques tu email, ni tu teléfono de contacto visibles en Internet.

Me parece que LinkedIn es una red muy valiosa de contactos profesionales y que usarla de esta manera de alguna manera mina el potencial de uso de la herramienta. Así que a estar pilas en las redes sociales. Te pregunto ¿has caído en alguna de estas trampas cazabobos? ¿Has visto otras y quisieras compartirlas conmigo?

Fuente: Muy útil para leer el artículo completo http://naymaconsultores.com/2015/09/04/evita-trampas-cazabobos-en-linkedin/
Autor: Nayma Consultores
Publicado con autorización de la fuente – Mariela Llovera, Naymar Consultores

1 Comentario

  1. Artemio Cruz

    Ante la necesidad de las personas de encontrar trabajo, hacen todo lo posible e imposible.
    Estas personas juegan con la necesidad.
    Es injusto.
    Y referente al marketing digital. El dar tu correo o teléfono (he hecho los dos), para mí no representa ningún problema, porque son páginas de autoridad y7o de inetrés.
    Excelete entrada.

Dejar un comentario