De acuerdo con los 23 grupos de defensores de derechos de los consumidores y de los derechos de los niños, Google ha explotado comercialmente la información de los menores de 13 años que consumen su contenido a través de YouTube, pues a pesar de que existe una ley en EUA que obliga a las organizaciones a conseguir el consentimiento de los padres de forma verificada para el uso de este tipo de plataformas (COPPA), Google no lo hace.

Este grupo ha iniciado su queja ante la Federal Trade Commission (organismo estadounidense encargado de proteger a los consumidores) para que Google sea sancionado, presentando como pruebas el contenido de canales como ChuChuTV Nursery Rhymes & Kids Songs (con más de 16 millones de suscriptores) y Ryan ToysReview (con más de 13 millones de suscriptores) que se enfocan en público menor a los 12 años y en donde Google oferta publicidad a anunciantes que se dirigen a ese público.

Además de los canales mencionados, este grupo revisó aquellos sugeridos por el propio YouTube en su sección Parenting & Family, sumando más de 290,000 videos enfocados (solo en esos canales) a menores de edad, incluso con descripciones específicas del público al que van dirigidos, como el del canal DisneyCollectorBR en donde menciona específicamente ser “un canal para niños en edad preescolar”.

De los millares de niños que visualizan el contenido (25 millones según la propia queja), YouTube obtiene datos como su geolocalización, el equipo desde el que se conectan, dirección IP y número de teléfono móvil, por ello este grupo de defensores ha iniciado la queja y busca que la Federal Trade Commission imponga, de acuerdo con la propia normatividad aplicable, una multa aproximada de 18 billones de pesos.

Director de Estrategias Corporativas en IT Lawyers, diseñando planes para ayudar a las organizaciones a cumplir sus objetivos en la parte legal/tecnológica, aplicando bastante creatividad en cada caso que nos llega