El primer uso de datos biométricos se registra hace 160 años, cuando en 1858 Sir William Herschel pidió a cada empleado que pusiera en la parte posterior de su contrato la impresión de la palma de su mano, con la finalidad de que no hubiera otro que firmara el día que se debía pagar.

Desde entonces ha tenido una gran evolución, situación que vemos cuando en muchas empresas el control de acceso se realiza con sistemas automatizados que usan las huellas digitales e incluso los dispositivos como computadoras o teléfonos celulares cuentan con sistemas biométricos para desbloquearlos.

Ante esta evolución, tal vez sea momento de preguntarnos, ¿los datos biométricos son seguros?

De acuerdo con muchos estudios que se han realizado a lo largo de la historia demuestran que este tipo de datos son únicos para cada uno, la posibilidad de encontrar a dos personas con las mismas huellas es muy baja.

Pero el que sean únicos para cada persona, no significa que sean seguros. Hace algunos días fueron las elecciones en México, y mucha gente publicó en sus redes sociales la foto con su dedo pulgar con la marca distintiva de que habían acudido a votar, en muchos casos la foto era muy clara y de buena calidad.

Es importante destacar que ya existen casos en los que han sido duplicadas huellas digitales a partir de fotos, como sucedió en 2014 que lograron reproducir las huellas de una ministra alemana con tan solo las fotos que se habían compartido públicamente en Internet.

Cuida tus datos biométricos¿Qué pasa si hackean o copian los datos biométricos de una persona?

En el caso de los robos de contraseñas es sencillo disminuir el riesgo, se cambia la contraseña por una más segura y en la mayoría de los casos es suficiente para que ya no se pueda acceder a una cuenta. Pero en el caso de los datos biométricos es imposible realizar este cambio cuando han sido obtenidos todos nuestros datos, es por ello que muchas legislaciones de protección de datos personales tienen considerada la información biométrica como parte de lo que se debe proteger y resguardar.

Así como cuidamos nuestros datos personales para evitar ser encontrados o identificados, se deben cuidar también los datos biométricos. Habrá algunos que no será tan sencillo resguardarlos, como el rostro, pero sí se puede tener precaución con otros como las huellas digitales para evitar una falsificación de las mismas.

¿Qué esperas para borrar el post anunciando que votaste?

El equipo de privacidad de IT Lawyers busca cuidar tanto a las personas como a las empresas en cuestiones de privacidad de datos con años de experiencia en el área.