Es un término que cada vez se escucha más seguido, pero ¿qué es? Blockchain o cadenas de bloques es una nueva forma distribuida de manejo de la información.

¿Qué significa que sea “distribuida”?
En un sistema de cadena de bloques la información no se encuentra dentro de una red centralizada o descentralizada como muchos otros sistemas. En un sistema distribuido todos tienen la misma información, por lo que es mucho más seguro, ya que no depende de uno o algunos pocos servidores donde se guarda la información, los datos están en todas las computadoras de quienes acceden al sistema.

Esta forma de distribución de la información le da otra ventaja, en la vida real siempre se requiere de alguien más que valide quienes somos, por eso tenemos un CURP, una credencial para votar, un número de seguro social, etc., lo cual permite que cada uno tenga elementos para demostrar quién es. En cuestiones financieras están los bancos quienes nos piden los documentos anteriores para corroborar que somos quienes decimos ser y ellos, a su vez, verifican el dinero que tenemos con ellos. Así una transacción financiera la avala el banco donde tenemos el dinero. Pero ¿qué pasa con las cadenas de bloques? Todos tienen la información de donde viene y a dónde va el dinero o los datos, obvio todo se hace de forma anónima, y si varias computadoras tienen el registro de que una X cantidad de dinero sale de una cartera y llega a otra, se avala por varios y se considera válida.

Toda esta información se encuentra cifrada, de manera que cada uno almacena en su computadora toda la información de la cadena de bloques, pero no se puede acceder a la información que hay almacenada ahí.

Cuando se genera una determinada cantidad de transacciones de información se conforma un bloque, el cual está ligado a los bloques anterior y posterior, y se cierra para que no contenga más información. Esta forma de manejo de la información hace que se tenga un orden cronológico de todas las transacciones, y puedan ser consultadas en cualquier momento, pero que no puedan ser modificadas de ninguna manera.

La forma más conocida de Blockchain son las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, las cuales cada vez adquieren más fuerza y por ende, siguen apareciendo nuevas monedas de este tipo con sus propios algoritmos, sin embargo el alcance de Blockchain no se limita a las criptomonedas, también puede ser usado para el manejo de información de gobiernos, archivos médicos, creaciones artísticas, documentos legales, etc.

Día a día se genera una gran cantidad de información de todo tipo desde publicaciones en redes sociales hasta documentos sensibles de personas y empresas, y mucha de esta información, aparte de estar sin una estructura, se encuentra desprotegida. Blockchain puede representar una solución para que toda ella esté protegida y siempre disponible para quienes sí deben tener acceso a la misma.

Comunicólogo entusiasta de la tecnología desde hace muchos años. Early adopter de muchas aplicaciones y dispositivos, aunque tenga que luchar con ellos. Actualmente la voz de IT Lawyers, bueno, soy el encargado de la comunicación de la firma.