Doy inicio a este post con una pregunta que no deja de rondar por mi cabeza desde la mañana: ¿En qué hemos convertido a Twitter?

Llevo ya 4 años en Twitter, y me ha tocado ver la transformación de esta querida red social en un espacio donde ya no estamos compartiendo conocimiento técnico ni apoyo en las noches de trabajo sin fin,… hoy los usuarios de Twitter estamos utilizando a lo que fue esta red de microblogging como un portal de: denuncia, quejas, amenazas, injurias, difamaciones, usurpación de identidad, daño a la imagen de terceros… y demás.

Por supuesto que cuando utilizamos a las redes sociales como medios, para difundir hechos reales, estamos dentro de un marco de buena convivencia y en consecuencia, somos responsables de lo que twitteamos, favoriteamos, retwitteamos, y cualquier otra acción. Sin embargo, ¿Qué pasa cuándo hacemos un uso incorrecto de las redes sociales?

Al decir incorrecto sé que me meto en camisa de once varas: ¿quién soy yo para decir qué es “correcto” y qué es “incorrecto”? Al final, esto sólo se determinará en función de las buenas costumbres, de la educación, de los valores, de la moral,de esa vocecita que se esconde y aparece en el momento del recuento para decirnos: “estás haciendo bien” o “estás haciendo mal”. Conclusión: cada quien sabe si lo que hace es correcto o no. Importante: No olvidar que esto es un entorno donde nos leen todos, hasta los que no conocemos.

Ayer tuve una conversación con una de las personas a las que más admiro en el tema de Seguridad Informática, y parte de nuestra conversación tocó el tema de ¿qué está pasando con el uso de Internet y, en consecuencia, de las redes sociales? Es temeroso ver el sentido de organización que seguimos, ya que para las buenas causas unos cuantos apoyan y para las malas causas muchos se suman. Sí, hay un desequilibrio.

Hoy por la mañana, conversé con una mujer que en menos de 45 minutos se ganó mi admiración, el tema: “El uso de las redes sociales en México y su ausente marco jurídico”, y también llegamos a la misma conclusión, estamos creando un canal de quejas y peticiones… más no de soluciones. Por ende, es probable que debamos regular el medio, el reto: Lograr una regulación de las redes sociales que a su vez no se vea como censura.

Pues sí, definitivo… Twitter ya no es lo que fue hace 2 – 3 años en épocas de influenza donde nos comunicabamos por esta vía ante el ostracismo al que nos obligó el Gobierno… ¡Qué tiempos aquéllos!

Esta noche, leo 3 temas que han llegado a convertirse en TrendingTopic: Ciberterrorismo en Veracruz + Maltrato Animal en el Estado de México + Ataques con granadas en Nuevo León. Vayamos una por una:

  • Ciberterrorismo en Veracruz: Lo primero que me vino a la mente fue el caso Jeanfer, al cual le pasó algo muy similar y que incluso recibió apoyo económico por ene cantidad de twitteros para pagar la fianza. ¿Lo recuerdan? o bueno, ¿lo conocieron? Para empezar están en un exceso de interpretación (analogía, dirían mis colegas) tanto el Gobernador como los asesores que le dijeron que pueden detener a dos personas por haber especulado en su Twitter con respecto a supuestas amenazas contra escuelas, como consecuencia de la explosión de un coche bomba. Porque ni están en asociación delictuosa, ni forman parte del crimen organizado y lo más importante, no hay intencionalidad en su acción. Así que por favor, señor Duarte, dedíquese a proveer seguridad a su estado y dejar de intimidar a los ciudadanos.
  • Maltrato Animal en el Estado de México: Creo que todos ya hemos visto las fotografías que se exhibieron, y sí, es reprobable, inadmisible, perturbable… etcétera. Lo importante: no generalizar, no todos los policías son así, así que no por una persona califiquen a todo el cuerpo policial de nuestro país. Mejor, porqué no le preguntamos a la Secretaria de Seguridad Pública del Estado si el sujeto en cuestión presentó un examen de control de confianza (ahí les revisan cosas toxicológicas y psicológicas), si lo presentó la verdad dudo que lo haya aprobado… y sino lo presento pues bueno, se sumará a la cifra mágica de todo el cuerpo policial que presta sus servicios sin exámenes de este tipo y que, en consecuencia este sí es un riesgo para la sociedad. Por cierto, para los que andan diciendo que agarren a palos al policía en cuestión: cuidado, no los vayan a detener por ciberterroristas 😀
  • Ataque con granadas al CasinoRoyale en Nuevo León: Al momento dicen que es una acción más que se le agrega a la cuota del narcotráfico. Triste y preocupante el hecho, tengamos o no conocidos en Nuevo León. Rescatable el tema porque es uno de los buenos usos que aún le quedan a Twitter: cubrir la nota por Twittereporteros que están viendo el hecho y no dejarnos en tan sólo lo que los medios de comunicación nos permite ver. Invitación: Empiecen a reportar personas que probablemente estaban ahí, así como a las que se les empieza a enlistar en Hospitales.

Tres hechos que me cambian la pregunta que traía en mente desde la mañana y la sustituyen por otra más importante: ¿Debemos regular jurídicamente a Twitter o debemos invitar a la auto-regulación?

De verdad, me encantará conocer su opinión.

Image: jscreationzs / FreeDigitalPhotos.net

Abogada y Maestra en Comercio Electrónico
Dedicada al estudio de la relación entre Tecnología y Derecho desde 1999.
Escribo y también doy clases y conferencias de este tema además de ser consultora y Directora en IT Lawyers SC.
Auditor Líder ISO 27001:2013